6.13.2006

Escritores bajacalifornianos hablan sobre Tijuana.






Por Lizeth García

A 45 grados de temperatura ambiente, los poetas bajacalifornianos leyeron en el 11 Encuentro de Escritores Hispanoamericanos “Horas de junio”, donde abordaron temas de Tijuana, del amor, entre otros.

Del 31 de mayo al 3 de junio, escritores de Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Distrito Federal, Campeche, Estado de México, Nuevo León, Veracruz, Zacatecas, Estados Unidos, Sri Lanka y Kosovo, se reunieron para compartir la palabra.

En el antiguo edificio de la Sociedad Sonorense de Historia, 180 escritores se congregaron para leer sus obras, que fueron distribuidos en 28 mesas de lectura, durante los cuatro días que duró el encuentro, realizado en Hermosillo, Sonora.

“¿Adónde se van los sordos, mudos, ciegos y mutilados por la vida,/ los trasnochados y altísimos trasvestis de la calle primera/ las mujeres explotadas en las maquiladoras orientales…”, leyó primero Roberto Castillo, antes que el resto de los bajacalifornianos.

Entre los escritores bajacalifornianos invitados al encuentro fueron Elizabeth Cazessús, José Manuel Di Bella, Aída Méndez, Alfonso García Cortés, Omar Pimienta, Francisco Morales, Rosina Conde y el sandieguino Daniel Charles Thomas.

Algunos describieron las calles de la ciudad, otros leyeron novelas donde el escenario era Tijuana, mientras otros reflexionaron sobre la naturaleza humana.

El escritor mexicalense, José Manuel Di Bella, leyó un fragmento de su más reciente novela, “Nadie pinta lunas llenas”, donde se narra la vida de un jardinero que trabaja para un narcotraficante en Tijuana.

Por su parte, Cazessús aprovechó para leer algunos poemas de su más reciente libro “Casa del sueño”, en donde hace una reflexión sobre el cuerpo de la mujer, entre otros temas, mientras que Méndez leyó poemas de su próximo libro “El color de mi llanto”.

García Cortés leyó poemas inéditos, mientras que Francisco Morales entregó copias a los asistentes de algunos versos de su libro “Tijuana tango”, que recién se publicó el año pasado.

Once años de reunir a escritores.
“Horas de junio” inició hace once años, fundado por el desaparecido poeta Abigael Bohorquez, Alejandro Aguilar Zeleny, Francisco Luna y Raúl Acevedo Savín, comentó este último.

“Empezó como una reunión entre amigos escritores de Sonora, que al principio era una encuentro regional; estaba realizado por escritores para escritores”, comentó Acevedo Savín.

El nombre del encuentro fue tomado de uno de los poemas de Carlos Pellicer, quien estuvo muy relacionado a Hermosillo, y como una forma de rendirle un homenaje a su obra, detalló el organizador.

“Primero fue un encuentro regional, después invitamos a otros escritores de otros estados y se convirtió en nacional, y de pronto ya teníamos a escritores hispanoamericanos, después no sólo de la lengua española, sino de otros países con otros idiomas”, comentó Acevedo Savín.

1 comentario:

  1. karen muro2:09 p.m.

    Roberto Castillo es un chingón!!!

    ResponderEliminar